21.5.09

De la máquina de escribir a la máquina del tiempo


Estaba en un parque contiguo a un colegio fiscal de mujeres. La razón: una chica con la que había estado saliendo terminaba conmigo. Básicamente, me confesó que yo no era lo que esperaba. Supongo que le pareció insoportable que en un mes de romance no haya podido darle un beso. En aquellos tiempos, me limitaba a ir a su casa, y contarle capítulos enteros de los Transformers, de Asterix, Lucky Luke o El hombre enmascarado. Terminó de hablar con los ojos llorosos, luego me pidió su artefacto —que gentilmente cargaba mientras la acompañaba— y corrió, no sin cierta dificultad, hacia la puerta del colegio. Nunca más la volví a ver, peor a su máquina de escribir. Si pudiese retroceder en el tiempo, es muy posible que al primer lugar al que iría, sería esa casita del parque. La tomaría de la cintura y le daría un largo y apasionado beso frances. Pero claro, si me pongo a reflexionar detenidamente sobre los efectos que dicha incursión le haría a lo poco que he conseguido a fuerza de fracasos... ¿Volver al futuro? ¡No muchas gracias!

6 comentarios:

Christian dijo...

TAL VEZ TU SEAS UN PEZ GRANDE
EN UN PEQUEÑO ESTANQUE
ESO NO SIGNIFICA QUE HAYAS GANADO.
el pasado NO ES MEJOR NI PEOR. aunque mi hermana exTravio su máquina de escribir cuando ESTABA en el colegio. (?)

Martín dijo...

O sea...

Martín dijo...

Ahora tengo todo más claro:
Soy quien puedo ser, pero a la vez, soy quien pugna por ser mejor. El entorno es único, pero también un factor sujeto a cambios. Soy entonces, una especie de ecuación con dos incógnitas. Un irresoluble silogismo sin rima ni ritmo.

Christian dijo...

hoy abrí el diccionario y decia: casualidad afortunada.

en el transcurso del dia, me regalaron un helado, perdí mi i pod, y me encontré una mascarilla de aguacate.
el entorno es único y los cambios casuales no son fortuna ni desdicha.

Christian dijo...

y tambíen entré a una tienda de aparatos musicales, y pregunté por el precio de un acordeón y el señor que me atendió ha sido maestro de acordeón y toco tres canciones, un pasillo un tango y un sanjuanito, casi casi el mini concierto exclusivo, luego fué el helado.

liliana dijo...

volver al futuro, , , un diccionario?, mmm, puede ser vea, , , qué fantástico, !muchas, muchas gracias!