18.9.09

Resistencia


La mayoría de los muchachos cumplen ciclos de carga y descarga. Los hay de todo tipo, como por ejemplo los del estilo represa, piscina y tanque de baño. Sea cual fuere su sustancia o intensidad, todos, en su respectiva escala, y como cualquier otro contenedor común, unas veces están llenos y otras veces vacíos, y del mismo modo y en sentido contrario, y de una manera muy bella..., dichos períodos pueden ser calculados con la misma precisión con que se cocina la pasta italiana, tomando en cuenta, las respectivas variaciones para cada caso en particular. En Q, por ejemplo; la pasta dental, el shampoo, el yogurt, etc., se comportan diferente a dos mil ochocientos metros sobre el nivel del mar y ni qué decir de los futbolistas —basta escuchar las declaraciones del técnico Maradona al respecto—. Volviendo al tema, desde la adolescencia, nuestros órganos sexuales producen, de manera contínua y sin mayores altibajos el material genético necesario para repoblar el planeta hasta que la edad natural del cuerpo resista dicha producción. La capacidad de recarga estimada —persona normal medianamente saludable, no zanahoria— del hombre promedio —que tiene el aspecto de un maniquí con ropa sport de ingeniero— a evolucionado con las características necesarias para producir entre... —antes de publicarlo, o de escribirlo, creo necesario disculparme por si la lectura se vuelca al erotismo o a la vulgaridad—. El hombre es capaz de tener varias relaciones sexuales en un solo día, sin embargo, seguir ese ritmo le puede costar la vida. La frecuencia sexual de las parejas unidas en matrimonio es de lo más abierta, pero como promedio, podríamos decir que una pareja —y presupongamos también que el promedio de duración de matrimonios es de cuarenta años— a sus veinte años de casados, tienen relaciones tres veces por semana. Para terminar, traigo de lo dicho la conclusión de que los ciclos masculinos oscilan entre —exagerando— diez veces por día, y en peor de los casos —digamos un abuelito de Vilcabamba que murió virgen— ninguna en la vida. Acercando más la lupa al objeto en cuestión, y abusando de la meta estadística, las características de nuestro género-especie son de lo más previsibles, limitando al grueso del percentil humano —restando las etapas de imposibilidad fisiológica— a contentarse con hacer el amor una vez por semana, y asegurar de alguna manera, que la velita dure para todo el entierro.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

resistencia?

lappel dijo...

ja ja ja ja
ay!, anónimo
qué buena!!!

lappel dijo...

ja ja ja ja
ay!, anónimo
qué buena!!!

liliana dijo...

"La variante débil puede ser una ocurrencia genial en el arte también. La sorpresa es la esencia del arte en el siglo 20. Duchamp sorprendió al mundo con un mingitorio puesto al revés."

Martín dijo...

La resistencia fisiológica es la cualidad que permite aplazar o soportar la fatiga y prolongar un trabajo del organismo sin disminución importante del rendimiento tanto físico como psíquico.

http://es.wikipedia.org/wiki/Resistencia

Martín dijo...

Pero claro, no creo ni de lejos haber descubierto nada, es más, creo que el post está incompleto, tal vez en espera de que con la ayuda de los comments se pueda dilucidar algo, o que en su defecto, esperar que con el tiempo, algún tipo de experiencia o iluminación me permita concluir el tema de mejor manera.

Stra. Antioquia dijo...

"unas veces están llenos y otras veces vacíos, y del mismo modo y en sentido contrario, y de una manera muy bella..., "

Anónimo dijo...

Y hombre con hombre y mujer con mujer...

Marko dijo...

Martin: iluminación no kreo. No olvides postear de aquí a 13 años después.

Y como dijo Anónimo: RESISTENCIA y IO le agregó ASISTENCIA.