9.2.11

Pourquoi pas?


-Es cierto el rumor? ...en verdad publicarás un libro?
-No sé cómo te enteraste pero sí, es verdad.
-Tiene nombre?
-El libro se llamará El día después de mañana y otros relatos.
-Debo entender que ya lo terminaste, cierto?
-Pues, de alguna manera sí.
-Pero cuéntame: se tratará tal vez la tan ansiada resolución del comedido? o es que por fín terminaste el guión de No dejes para mañana? Qué me dices de Zeus y Afrodita, ya encontraste un mejor nombre para tu película?
-Lamento decepcionarte pero la publicación es una selección de textos terminados que seguramente ya conoces. Está orientada a nuevos lectores.
-O sea que vas a hacer un copy-paste de tu página... sabes? creo que empiezo a perder el poco respeto que te tengo.
-Sabes cuanto me importa?
-Prefiero no saberlo, y si no es mucho pedir, te ruego me permitas que sea yo quien haga las preguntas.
-No hay problema, continúa por favor.
-¿Cuánto piensas cobrar por algo que se puede obtener gratis?
-No espero ganar dinero.
-No me digas que traicionaste a tus principios...
-Eso nunca!
-Entonces... piensas pagarte la publicación? tienes una idea de cuánto cuesta?
-Si voy a gastar dinero, prefiero ser yo mismo quien lo produzca.
-Y eso, cómo?
-Pequeñas ediciones de autor a precio de bolsillo.
-Eso sí que suena interesante... y como para cuándo?
-Ahí sí que tocaría ver, te cuento que no me pagan. Necesito el dinero suficiente para no preocuparme ni de mis vicios ni de mis gatos y por supuesto, encontrar el tiempo y el humor necesario para conseguirlo. Tal vez necesite de otro golpe en la cabeza.
-Te golpeaste la cabeza?
-Sí. Pero esa es harina de otro costal.
-No te hagas el tonto que todavía queda media botella.
-Está bien. Resulta que ayer, regresando de la tienda con una leche chocolateada y dos panes, encontré a la vecina del restaurante a punto de romperse la espalda con un costal de papas.
-Ya me imagino por dónde va la cosa.
-Como buen comedido le dí una mano, metimos el costal hasta la cocina, y luego, con el impulso de quien recibe las gracias, quise reanudar mi camino, pero fui detenido de golpe por la puerta lanfor del local, un paso antes de pisar la calle.
-Y...?
-Pues que quedé sentado en el piso tocándome la frente para buscar sangre.
-Hmm... ahora entiendo el cerquillo. Me dejas ver lo que te hiciste?
-Si insistes...
-Pobre! menudo golpe te has dado. Te duele mucho?
-Sólo cuando me toco.
-Y ya te pusiste algo?
-Un verdadero varón deja que la naturaleza haga su trabajo.
-Cuando sales con esas cosas me dan ganas de golpearte. Mejor me voy.
-No me digas que se te acabaron las preguntas?
-Es que ya empezaste a verme raro.
-Entonces... huye mientras puedas!
-Sólo una cosita más...
-Zape!

19 comentarios:

Isis de la Noche dijo...

Desdoblamiento ;) like it... Creo que solo hay una persona en el mundo con la que uno nunca debería dejar de dialogar: oneself.

au revoir ;)

Martín dijo...

cómo lo supistes?

L dijo...

tremendo, pero tremendo golpe Y otros relatos, El día antes de ayer.
Existe un alivio eficaz, La dianética propone regresar al punto del golpe y realizar una relectura del hecho, una suerte de repetición simulada. Se podría llamar instante propio con el mundo, , , contigo, el peligro es sanar, temo verdadero varón que si sanas te olvides de tremendo, pero tremendo golpe. Entonces quizá hielito nomás, ja ja ja.

isis de la noche dijo...

- ¿Cómo supiste que los dos protagonistas no eran sino una sola persona?
- Supongo que hay algo de uno que siempre está detrás de cualquier máscara que nos pongamos.
- O sea.. ¿como que se 'siente' cuando sigues siendo tú a pesar de no ser el mismo?
- Mmm.. algo así. O a lo mejor es mejor ;) no enredarme en razones y decir que simplemente 'lo intuí'. Lo supe...
- No es una razón aceptable..
- ¿Por?
- ...
- Es la única que tengo: lo supe. Punto. Lo sentí. Para mí fue algo obvio.
- Ok... veamos si ellos aceptan tu respuesta ;)
- ;) (¿acaso no ves el intertexto?: él uno le provoca al otro...)
- (Buen ejercicio para ver si al final el tercero resultante tiene más claridad en sus ideas...)
- (eso del tercero resultante está interesante)
- (vamos a filosofar a un espacio propio... estamos invadiendo este)
- (.. simón... ;)

Martín dijo...

L: Sin dolor no hay aprendizaje y el hielito es más que suficiente. Lo de la memoria es otro cantar del cual no recuerdo la letra.

Isis: Qué me dices si te digo que la chica existe?

isis de la noche dijo...

;)

mmm...

¿ok?

;)

(y que nunca hubiera pensado que es una chica jaja..)

isis de la noche dijo...

Ahora bien.. de que existe, existe... ya sea en el mundo o en tu mente ;)

Martín dijo...

nunca habrías pensado que es una chica?
que interesante, me gusta.

isis de la noche dijo...

¡No!!!

Ergo, me falla la intuición..

¿O qué?

;)

Martín dijo...

añádiría que no es la primera vez que he puesto a hablar a los personajes.
Él siempre está coqueteándola.

lappel dijo...

¿cierto!

L dijo...

-Es cierto el rumor? en verdad publicarás un libro?-
-...para cuándo?
- Necesito... encontrar el tiempo y el humor necesario para conseguirlo.
- m m m entiendo lo del rumor, lo del humor, , , para cuándo?

Anónimo dijo...

Creo que los centavos invertidos en la leche son el sueldo que necesitan las ideas para alimentar las letras... y ese violin que detras suena y ese tick tick de la lluvia y la esbelta figura del varón escritor endiosado por la dibujante de la ventana y la noche y la vida.... suficiente para hacer papel los pixeles

Martín dijo...

Hay que hacerlo! Quién sabe si después de mañana...

Anónimo dijo...

Es increíble cómo podemos darnos sentido.

ruidoperro dijo...

"Un verdadero varón deja que la naturaleza haga su trabajo". Me hiciste reír en voz alta.

Martín dijo...

A: Es interesante que lo des por sentado.
Rp: Es la mejor parte! jajaja.

Dbo dijo...

Es una charla entre amigos...
Avisa si necesitas acolite para la publi (cuando la quieras dar a la luz)

Martín dijo...

Muy acertada lectura amigo. Recibe de vuelta mi apoyo incondicional para lo que emprendas.
Un abrazo.