2.12.08

¿Cuál patín?


La gente vive en su patín. No los culpo, a veces me subo en el mío. Cuando lo hago, tomo el carril de la izquierda y empiezo a rebasar. No siento miedo, me arriesgo demasiado. Por otro lado, nunca faltan los idiotas que se quedan como tontos y no ceden el paso. Para mí solo son estorbos, bultos en el camino, no los considero y, por lo tanto, no me enfadan. Esa es mi forma de combatir el estrés. Ignoro todo lo que está mal, todo lo que estorba, todo lo que no funciona. El mal estado de la carretera o la estupidez humana no me detienen cuando estoy en mi patín. Dejo atrás, tarde o temprano, cualquier mala curva o a cualquier imbecil con orgullo de otra vida. Cuando alguien, desde atrás, me hace luces, como todo un caballero que soy, le cedo el paso sin drama. No me gusta estorbar la carrera de otros, pero eso sí, les deseo suerte, pues si tienen más prisa que yo, pueden darse de cara con su destino. Una cosa es patinar y otra muy distinta, que te patine.

2 comentarios:

lappel dijo...

¡Qué p.atinado!¡Bueno!

Martín dijo...

Me ví hace poco un corto de Chaplin, se llama 'La pista de patinaje', chaplin patinaba que da miedo.