22.12.08

Inocente palomita, inocente palomar


Deshacer acciones es parte de nuestra cotidianidad. Las aplicaciones informáticas nos permiten participar de manera casi ilimitada, sobre el curso de los sucesos. La manipulación de la eventualidad, nos hace sentir semidioses.

Cómo me gustaría hacerle 'manzana zeta' a mi vida —dijo sentidamente. Era muy original y también muy inocente de su parte pensar que con una simple instrucción podría rehacer su vida. El contexto es fácil de resumir: se enamoró de una mujer, cuando despertó tenía dos hijos, una esposa irresponsable y una costosa carrera por terminar. Sucedió como suceden las cosas fuera de los cuentos infantiles.

2 comentarios:

LilianaGutiérrez dijo...

El rasguño

Me desperté con una mancha de sangre reseca
pegoteada sobre uno de mis párpados. Un arañazo,
profundo, cruza transversalmente las arrugas de mi frente.
Sin embargo, últimamente, he estado durmiendo solo.
Y me pregunto por qué un hombre, incluso en un mal sueño,
alzaría la propia mano para lastimarse la cara.

Esta mañana pretendo responder esta pregunta
y otras similares, mientras observo en silencio
mi rostro que se refleja en los cristales de la ventana.

Raymond Carver

Martín dijo...

Ayer sentí un agudo dolor de pecho. Me incorporé de la cama y cambié de posición repetidas veces. Acompañando al miedo a la muerte, estaba el miedo al ridículo.