23.11.09

¿Bondades o atributos?


Mi estructura ósea tiene sus peculiaridades: mis brazos no se extienden por completo y no me puedo tocar la punta de los pies sin doblar las rodillas. La posición flor de loto me resulta incómoda y tengo un poco de joroba por el computador. Decidí no tener espejo para olvidar lo feo que soy. Como la gran mayoría de los seres conscientes, vivo esclavizado y atormentado —hay tantas cosas de las que no me quiero hacer responsable y otras tantas a las que simplemente les doy la espalda— Si pudiera culpar a alguien escogería a mi madre. ¿A quién culparía usted? Quien no tropieza no aprende a levantarse y acostumbro a celebrar, o a llorar, según demande la ocasión. He herido lo suficiente y perdonado otro tanto. Olvidar, definitivamente, es otro cantar. La gente normal suele ser un tanto cobarde —cuando algo anda mal, la cosa no suele oler bien—. Busco la felicidad como cualquier cristiano. Todo depende del momento y del proceso de prueba y error que tanto predico. Saber la verdad sería emocionante, seguir su ejemplo, razonable, pero ¿cómo se puede pretender que existe una verdad para todos? Usted dice que buscamos bondades, —yo hablaría de atributos— de cualquier modo, solo lo malo se pega. Puedo entender que no valore la originalidad pero..., ¿qué pasa con la sabiduría? Si somos esclavos de lo que aborrecemos... ¿somos captores de lo que amamos? No he visto prosperidad económica alguna —a lo mucho fatuas temporadas de confort— y mi moral nunca se relaja —bueno, casi nunca—. No me gusta exigir, y ahora que lo pienso, nadie me ha exigido nada últimamente. Si usted cree que la gente sabe quejarse pregúntele a su dentista —le sorprenderá saber su opinión—. La verdad duele, pero la mentira y el silencio son irreversibles. Hay que tener mucho cuidado de salirse con la propia —¡hay tantos mal acostumbrados que la vida apenas se sostiene!—. Dice haber visto gente con la boca repleta de consejos; yo creo que no hay peor consejo que el que no se pide, ni mejor consejo que el que nunca se da.

5 comentarios:

Martín dijo...

En portada: De la serie 'Confrontación', de Alfonso Endara.

lele dijo...

Un consejito, vea!, , , ja ja ja!, , , siga escribiendo!!!, me gusta!!!m m m a modo de exigencia, le digo!!!!, , , ja ja ja , , yyyy, sería de poner "otro" x otra, en:
"... olvidar es otra cantar."

Marko dijo...

Siempre q tngo tiempo pa Mí, aprovecho pa recorrer el 'triplesentido'. Martín sos un kapo, xcelentes entradas.

Salu2

Anónimo dijo...

lele, te equivocas,
no es otra,
es la misma!!!
cachas?
raro

Lele dijo...

Quien no tropieza no aprende a levantarse. ¿A quién culparía usted?
hay tantas cosas a las que simplemente les doy la espalda. . .
La vieja tostadora sirve de espejo, , , ja ja ja.