8.2.10

Viejos amigos


Quedaron en encontrarse en uno de esos bares “retro” del centro.

Llevaba un par de horas en la ciudad y apenas y había logrado solucionar los problemas concernientes a la transportación. Esperaba ansioso detrás de un hombre de gabardina. Al llegar su turno, recordó que se olvidaba de algo así que se dirigió al administrador y pidió su inmediata ubicación. Al terminar la inspección colocó el objeto en la trampa y, cerca del umbral, mientras digitaba el código del bar, tomo conciencia de lo que estaba a punto de hacer. Se recordó caminando por calles de asfalto vigiladas por casas revestidas de ladrillo.

Dejaron de comunicarse desde que Alfa se unió a grupo RADICAL.

Beta también tenía algo que llevar, lo confirmó tanteando su bolsillo y se trasladó con solo unos segundos de anticipación.

Ya en el lugar, se concentró en la música y trabajó su respiración.

Beta llegó un poco después, levantó la vista y sondeó mesas, luces, platos y personas. Se le ocurrió silbar, pero la idea no le duró mucho. Dió el nombre completo de Alfa a un pequeño robot que patrullaba incansablemente en la zona de recepción, recibió una pequeña burbuja con una aguja orientada a una mesa de la parte superior del local. Mientras tomaba altura sintió que alguien lo estaba mirando.

Las mesas del lado superior, estaban practicamente de cabeza. La calva al descubierto de Beta, brillaba como un domo al sol de mediodía.

Beta trató de recordar lo que tenía planificado pero Alfa ya estaba diciéndole que no sería como antes, que había que rescatar la memoria, que hablar sin recordar no le representaba un reto. Beta se quedó pasmado, habían pasado muchos años y solo quería ganar tiempo, además, a esas alturas de la vida, su memoria ya no era la de antes.

8 comentarios:

TAMIA dijo...

Bueno tocara recoger el alma del piso

Martín dijo...

Nada está perdido hasta que todo se pierde.

liliana dijo...

TODO ESTÁ PERDIDO HASTA QUE SE PIERDE EN NADA

Martín dijo...

Nada se pierde del todo

lappel dijo...

especialmente si se concentra en la música y trabaja su respiración.

Martín dijo...

ommmmmmmmm...

lappel dijo...

"...Se le ocurrió silbar, pero la idea no le duró mucho."
como se onomatopeyisa eso vea?

Martín dijo...

fiummmmmmm....