8.8.11

Fail


Morderse la lengua nunca trae consecuencias positivas. Algo de eso debió haber pasado esa noche, en que el rechazo empañó la realidad haciéndome perder la vista, el gusto, o ambas; lo afirmo porque el día después me contaron que la mujer tenía menos color que un espectro, que parecía venida del más allá. Sé que no me porté bien pero estoy lejos de arrepentirme. Era delgada y tenía acento extranjero. Bailamos en el oscurito hasta que dieron el cierre y al encenderse las luces entendí por qué dijo que me asustaría si despertabamos juntos. Salimos para encontrarnos con sus amigos en la acera. Hablaron en inglés y no les entendí nada. El único hombre del grupo, un tipo alto de mi edad, se me acercó para preguntar si estaba consciente de que la mujer con la que pretendía ligar bien habría podido ser mi madre. No recuerdo cuál fue mi contestación pero estoy seguro de que no le gustó. Caminamos un par de cuadras y de repente se metieron en una casa cerrando la puerta en mis narices. Al minuto reaparecieron y nadie me dio una explicación; tampoco dije nada, en el estado en el que me encontraba apenas y podía articular palabra. Ya en la esquina, la mujer de los seis pisos, cruzó la calle y se montó en un taxi sin despedirse; sus amigos hicieron lo suyo en un acto de similar descortesía. Les di las gracias con todo el veneno de la sonrisa y hurgué mis bolsillos para revelar mi futuro inmediato. Sin lugar a dudas me tocaba caminar.

9 comentarios:

Mercurius ter Maximus dijo...

En portada: Nature-morte-au-verre-et-la-pomme. Pablo Picasso.

Lele dijo...

"hurgué mis bolsillos para revelar mi futuro inmediato. Sin lugar a dudas me tocaba caminar." menos mal que vives cerca, diga?, ja ja ja

Mercurius ter Maximus dijo...

Media horita, pero en modalidad de piloto automático ni se siente, jeje.

Mr. Hugo Emilio Pacheco, Conde de Almagro de la Góngora y Góngora. dijo...

No te muerdas la lengua viperina!

Mr. Hugo Emilio Pacheco, Conde de Almagro de la Góngora y Góngora. dijo...

Por cierto, igual y sólo soy yo pero la letra de tu blog está muy chiquita y me cansa al leer

Mercurius ter Maximus dijo...

Cámbiate a google crome!

Anónimo dijo...

JAJAJA|¡QUÉ DIVERTIDO!

Ana dijo...

Bueeeeeeeeena jajajajajjaa, y qué pasó después? Quiero saber más!

Mercurius ter Maximus dijo...

La volví a ver un par de semanas después, pero ya nadafff, jeje.