13.2.09

No dejes para mañana (Cap. 1)


INTERIOR/DÍA
Instalaciones del Nido de sentimientos. Deseo da encuentro a Miedo en un gran sala de espera. Lo invita a sentarse.

DESEO: ¿Por qué me temes? No te voy a hacer nada.

MIEDO: Nada personal, soy un tanto cobarde.

DESEO: Puedes estar tranquilo, nunca te obligaría a hacer algo que no quieras.

MIEDO: ¿Puedo preguntarte algo?

DESEO: ¡Faltaría más¡

MIEDO: Disculpa que me entrometa en tu vida.

DESEO: Pregunta sin miedo.

MIEDO: Me pregunto a qué le temes.

DESEO: Pues le temo a muchas cosas. ¿Y tú? ¿A qué le temes?

MIEDO: Temo que te aproveches de mi. Temo que no seas quien dices ser.

DESEO: Pero si ni siquiera sabes quién soy. ¿Acaso me conoces?

MIEDO: Claro que sí, nos conocemos desde hace mucho.

DESEO: La verdad es que no te recuerdo.

MIEDO: No me recuerdas porque no lo deseas.

DESEO: Muy bien ¿Quién eres?

MIEDO: Soy el miedo.

DESEO: Tienes razón, ahora te recuerdo. ¿Tiempo que no nos vemos verdad?

MIEDO: Mejor así.

DESEO: Bueno, que te trae por aquí.

MIEDO: No sé si deba.

DESEO: Por favor. ¡Cuéntame¡

MIEDO: Dame tu palabra de que no se lo vas a contar a nadie.

DESEO: Lo único que deseo en éste momento es que me cuentes de una vez por todas qué te trae por aquí.

MIEDO: He venido en busca de consejo.

DESEO: El miedo pidiendo consejo al deseo¡¡ vaya cosa tenebricosa. …Muy bien, tienes mi palabra. ¿En qué te puedo ayudar?

MIEDO: No sé, es difícil de explicar. Lo que me sucede compromete a muchos sentimientos.

DESEO: Si no me cuentas lo que pasa, no te puedo ayudar.

MIEDO: Muy bien…

DESEO: Muy bien…?

MIEDO: Estoy enamorado de tu hermana.

DESEO: ¡Te enamoraste de Calma¡

MIEDO: Me hace sentir en paz, olvidar el miedo.

DESEO: Muy bien. Te voy a pedir una cosa…

MIEDO: Sabes bien que si me amenazas, terminaré escondido por los siglos de los siglos en el corazón de los hombres. Además, tu hermana me esperará tranquilamente hasta que cambies de opinión.

DESEO: No me importa.

MIEDO: Si me uno con Calma, el miedo desaparecerá y el deseo crecerá en sus corazones.

DESEO: Qué dice mi hermana al respecto.

MIEDO: Puedo asegurarte que el sentimiento es mutuo. Aunque no lo demuestre en público.

DESEO: Cuanto llevan.

MIEDO: Solo un par de años.

DESEO: Vaya vaya. Qué guardadito se lo tenían…

MIEDO: Me vas a ayudar?

DESEO: Lo voy a pensar. Pero antes tengo que hablar con mi hermana.

INTERIOR/NOCHE
Deseo da encuentro a Calma en una gran sala de espera como la anterior.

DESEO: Hola hermanita. Estabas dormida?

CALMA: Hola hermano, que te trae por aquí.

DESEO: Bueno… quiero ser breve.

CALMA: A mi me da igual, ya me despertaste.

DESEO: Miedo fue a visitarme. Lo sé todo.

CALMA: No pretendo quitarte tu tiempo.

DESEO: He hablado con Miedo. Quiero que desistas de tus planes. Quiero que lo pienses bien.

CALMA: Lo he pensado bien. ¿Nos apoyarás?

DESEO: No es lo que había imaginado para ti…

CALMA: Tú tampoco has obrado según mis deseos. Ha llegado a mis oídos que estás saliendo con Locura.

DESEO: Somos amigos. Nos vemos de vez en cuando.

CALMA: Parece que no soy la única que sabe guardar secretos verdad. Sea lo que sea, creo que hacen bonita pareja.

DESEO: ¿Eso crees?

CALMA: Completamente. A los que no les va a gustar nada de esto es a nuestros padres. Debemos unir fuerzas. Si no, yo terminaré casada con Orgullo y tú con Hipocresía.

DESEO: Muy bien… ¿Tienes algún plan?

CALMA: Necesito tiempo para explicártelo.

DESEO: ¡Oh, no! Pero si ya son las ocho.

INTERIOR/NOCHE
Plano infinito blanco. Locura está vestida de blanco. Deseo viste de rojo. Están de pie. Muy juntos, frente a frente.

DESEO: Hola mi vidita. Llegó el tornillo que te falta.

LOCURA: Por qué llegas tarde? Me enloquece que te retrases.

DESEO: Buenas noticias. Miedo vino a visitarme y me contó que está lócamente enamorado de mi hermana.

LOCURA: ¡Qué romántico! …pero, …pensé que Miedo no te simpatizaba.

DESEO: Lo he pensado mejor.

LOCURA: ¿Se lo contarás a tus padres? …es decir, lo nuestro.

DESEO: Es lo que más deseo en el mundo, pero hay que tomar las cosas con calma.

LOCURA: Pues espero que sea pronto. No soporto las esperas.

5 comentarios:

CARLA BADILLO CORONADO dijo...

Esto va bien... ;)

lappel dijo...

Sobresalto (o sea miedo , pa que entiendas eh!) se junto con paz (calma, , , que no es lo mismo pero es igual) y tuvieron una feliz noche, que vea no es lo mismo que una noche, feliz. Je je Gracias ve. sigo encantada al BLOG

Liliana

Pablo dijo...

Fabuloso herbástico, hilarante como tu, pero también, -como tu-, un chance ambigua la conclusión. Sería bacán ver montada la obra... Dale man ta chévere el blog

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Què bueno.
pero què bueno.
No es fàcil esta lìnea argumental.Y mucha gente debiera leerla LENTAMENTE.
generalmente se mantiene la CALMA a fuerza de ORGULLO
y el DESEO se tapa con HIPOCRESÎA:
Lo bien que andarìamos si la CALMA se uniera con el MIUEDO,neutralizando asi su còctel lìtico,y el DESEO se dejara llevar un poco por la LOCURA.
CHAPÒ AMIGO.
Los caminos de la red son insondables.Pues agradezco a este que me trajo aquì.

Martín dijo...

P: Trato de sobrepasar la ambiguedad.
M: You welcome.