22.6.09

Pretextos


No sabía por qué había tomado esa decisión. Básicamente quería dar vuelta a la página, provocarse un cambio. Es por esta razón que a pesar de tener razones de sobra para justificarse, decidió buscar un pretexto para no tener que dar explicaciones. Para empezar, estaba el tema de la libertad; como no se sentía muy seguro de sí, había tomado la decisión encerrarse. Por otro lado estaba el tema de los gatos. Ella decía que los adoraba pero no era cierto del todo; una vez quiso portarse amable con uno y se ganó un arañazo. Para terminar, estaba el tema de los sueños. Solo recordaba haberla soñado una vez; fue algo muy extraño: salían de la ciudad para escapar de la rutina; arribaron a una especie de hotel en plena temporada. Después de recorrer largos pasillos y subir muchas escaleras llegaron a una estancia llena de parejas semidesnudas. Mientras esperaban por las maletas la perdió de vista. Se puso nervioso y empezó a llamarla por su nombre. Fue entonces que apareció una amiga suya para darle el chisme de que la chica se había ido a trabajar y que volvería cuando se desocupe. Él, indignado, agravó el escándalo. Al poco tiempo aparecieron los chicos malos y tuvo que huir del edificio con la ayuda de una liana. De modo contrario a lo que se podría esperar, la simple acumulación de factores no bastaron para que él se decida a tomar cartas en el asunto. A fin de cuentas, lo que realmente le llevó a tomar una decisión, fue que a pesar del tiempo que pasaron juntos, él nunca logró descifrarla. Podría haberle contado la misma historia una noche tras otra y ella se habría limitado a escuchar. Por otro lado, ella pensaba que todo marchaba de color rosa y su forma de actuar le había parecido de lo más convincente. Él solo espera que el tiempo le dé la razón, mientras tanto, se declara loco.

10 comentarios:

Martín dijo...

Bueno, el autor del dibujo: J. L. Muñoz, la obra: Estudio para ICARUS suite op.369. No quisiera que se piense yo hago todo, tomo prestadas muchas cosas y a veces ni siquiera sé a quien pertenecen.

lappel dijo...

la imagen en las nubes, requería de alas. la imagen en las alas requería de nubes. requería de alas la imagen en las alas requeriría de nubes requeriría de alas...

Martín dijo...

No veo nubes en el cielo, requiero de anteojos.

lappel dijo...

Mirando desde ese punto de vista, realmente importa menos si la forma proyecta su imagen, importa lo que lograste hacer con ella

Martín dijo...

El fracaso de Ícaro se debió a pequeños detalles.

Anónimo dijo...

¿el sol?
¿pequeño detalle?
¡el sol!
¡pequeño detalle!!!!!

Martín dijo...

La VY Canis Majoris es tan grande que si reemplazáramos nuestra estrella por ésta otra su radio se extendería hasta Saturno.

ffandra dijo...

Nunca logró descifrarla xq en realidad nunca fue ella, solo intentaba gustarle...
Él... piensa que tuvo la falla, cuando en verdad siempre dio todo de si...
Ella en el fondo se siente sola y vacía pero piensa que es culpa de alguien más xq para ella todo lo ke hace está bn y nunca reconoce sus defectos...

Anónimo dijo...

lo que en realidad se observa es luz reflejada y reemitida por los granos de polvo existentes en las capas de material expulsadas por ella

de la VY Canis Majoris

Martín dijo...

¿O sea que no es tan grande como dicen??