18.8.09

El comedido (parte cuatro)


Tomamos un taxi dos calles arriba. No hablamos durante el trayecto. El auto se detuvo frente a un gran arco de piedra que servía de ingreso a una zona residencial. La mujer preguntó en inglés por un tal Mr. W. El guardia ingresó en su cabina y unos segundos después, la barrera de seguridad se levantó. Tras un breve trayecto, la calle terminó en una pequeña cuchara; la imponente construcción, adornada con estatuas y efigies de animales, me provocó cierto nerviosismo. La mujer hizo un gesto para que me baje; tomé aire y le dije que no con la cabeza. Había decidido quedarme en el taxi y pensar que hacer; tal vez regresar a mi casa y ver si habían moros en la costa; con buena suerte, hasta podría sacarle algo de dinero. Entrar con una mujer buscada por la mafia china a la casa de un desconocido no me daba buena espina. —Please! you need to see this people— Dijo; y, una vez mas, sus ojos me convencieron. Nunca me habían visto de esa forma. Me di cuenta de que estaba asustado y que necesitaba calmarme. Miré el taxi alejarse preguntándome si estaba haciendo lo correcto, luego volteé y la seguí, sin dejar de mirarla, hasta la puerta de la mansión en donde me coloqué junta a ella. —¿Qué hacemos aquí?— Pregunté. Como no me contestó, y haciendo uso del poco de dignidad que me quedaba, hice un ademán de marcharme, y ella, con un reflejo felino, me agarró del brazo —como lo haría una mujer con su marido— y me susurró al oído —Es demasiado tarde cariño.— La puerta se abrió con violencia. Un hombre asiático con una bata blanca apareció detrás; miró a la mujer de arriba abajo con preocupación, luego me miró extrañado y finalmente, la abrazó. —¿Quién es?— Le preguntó. —Es una nueva adquisición, luego te lo explico. Primero necesito que me prestes uno de tus juguetes, algo terrible está por suceder—.

7 comentarios:

Marko dijo...

Please I need to read the next …
Great!

Anónimo dijo...

más terrible que no conversar en el trayecto???? noooooo

Martín dijo...

M: Espero poder hacerlo en los próximos días, pero anticipo algo, la historia va de largo.
A: Mucho, muchísimo más!!!

Marko dijo...

Pues entonces seré un lector asiduo.

lappel dijo...

anónimo , me estás matando!!!, , , quién eres?, —Please! I need to see this people— ja ja ja. El Comedido, desde ese accidente que oyó desde el quinto piso y fue a la ventana, me encanta!, , , dale un buen final eh!, , vaya a ser que el anónimo tenga razón y no volvamos a hablar en el trayecto, ja ja ja.

Martín dijo...

Ja, ja, ja.... La suerte del comedido está anclada a la mía... esperemos que tengamos un final, si no bueno, por lo menos decente.

Anónimo dijo...

piso 5?
PISO 8