26.10.09

Deconstrucción


Decirle adiós al recuerdo que persigue, a la familia de objetos que rodea y reviste la tormentosa imagen del pasado. Seguir la luz a espaldas de la cruz que alimenta falsas creencias. Dar la certeza en donde asombra la duda. Matar la ignorancia y con ella todos los fantasmas que persigue. Correr hacia ninguna parte con la fe del desesperado. Devolver con intereses el golpe ciego de la necedad, asumir el mal vivir de la igualdad, la pobreza de la generosidad, la estupidez del silencio. Infantilizar la madurez y regresar al punto de desviación en el que los malvados han tejido sus redes de servilismo. Dejar que lo bonito se pudra a la sombra de lo grotesco y confinar las sobras hasta que un nuevo ser nazca de sus nutrientes. Buscar y preguntar hasta entender el dolor de la verdad, la tragedia de lo consciente, la inmensidad de lo que subyace y pulsa desde nuestros abismos interiores. Bailar hasta que salga el sol mientras otros descansan y se fortalecen en el lecho del sistema. Apagar la alarma y con ello el miedo al mañana. Morder la mano que alimenta oscuros propósitos y cambiar el futuro que tan predestinada suerte nos reserva. Vivir la rebeldía con método y disciplina, hacer del sinsentido una forma de ver. Hacer y deshacer según demande la ocasión. Solo el que tiene la capacidad de crear tiene el derecho de destruir.

12 comentarios:

paz dijo...

Leyendo sobre Derridá me encontré con esta idea "la envoltura retórica es todo lo que hay y por ello la obra de arte literaria es irreductible a una idea o un concepto" recordé a la triplesentido y uno sentido más con el nombre de este post.

TAMIA dijo...

Q bestia excelente post y mucha reflexión,
Divino

Martín dijo...

p: «La deconstrucción va a plantear básicamente una disociación hiperanalítica del signo proponiendo una subversiva puesta en escena del significante afirmando que cualquier tipo de texto (literario o no) se presenta no solamente como un fenómeno de comunicación, sino también de significación. La deconstrucción realiza un planteamiento quiásmico, es decir, se mueve entre la negación-afirmación del símbolo»
http://es.wikipedia.org/wiki/Deconstrucci%C3%B3n

Sigo sin entender bien pero pareciera que el primer post de este blog es un manifiesto desestructuralista... con todo voy a chekear bien a derridá.

T: Gracias Tamia, seguiré trabajando para no perder la calidad, peor el sentido.!

cukúya dijo...

.
En un silencio medio-estupido
me vistieron y me dieron monedas, sabía para qué iban a servir, para ponerme de patitas en la calle. Cuando lo hubiera gastado debería procurarme más, si quería continuar. Lo mismo los zapatos, cuando estuvieran usados debería ocuparme de que los arreglaran, o continuar descalzo, si quería continuar. Lo mismo la chaqueta y el pantalón, no necesitaban decírmelo, salvo que yo podría continuar en mangas de camisa, si quería. Las prendas—zapatos, calcetines, pantalón, camisa, chaqueta y sombrero—no eran nuevas, pero el muerto debía ser poco más o menos de mi talla.

So dijo...

me encanta y hace tiempos q no te lo digo. muy buen post.

Quinquina dijo...

dime martin quien te dijo que destruyeras lo que destruiste????

Quinquina dijo...

me parece interesante tus tres escritos en secuencia lo de las brujas de salem y el siguiente a ese, me parece, que con destruccion, es el culmin de la trilogia, que pena que solo yo me perecate de eso tan interesante. Espero ver mas sagas tuyas pero con buen fin.

Martín dijo...

c: La muerte al servicio de la vida.
S: A los años, buena onda!

Q: No soy muy obediente que digamos... los tres textos nacieron del mismo estado de ánimo y entenderlos como una sola cosa ha sido muy acertado de tu parte. En efecto, fueron escritos uno tras otro y tienen algo en común.

Quinquina dijo...

dime martin que tienen en comun???

Quinquina dijo...

sin tindes por favor

Quinquina dijo...

tildesss jajajja

Martín dijo...

Fueron publicados el mismo día.