10.11.09

Viento


Los paises cultos son muy sensibles a la injusticia y desigualdad. Es de lo más extraño ver a una persona inteligente, conforme y feliz. El desarrollo de muchas naciones ha tenido como costo el subdesarrollo de regiones enteras. La conciencia de la gente sensible sabe que de un momento a otro, van a tener que pagar los platos rotos. Pensemos en un estado ideal, igualitario y en desarrollo continuo; pensemos en un lugar-estado en el que no exista la envidia, la disconformidad, la escasez. En el seno de esta utópica sociedad, se debería tener bien claro que no existen dos personas perfectamente iguales ni diametralmente opuestas; por lo tanto: lo exclusivo, lo particular y lo exótico desempeñarían un papel tan vacío como innecesario. El modelo económico actual es ciego y superficial; la libre competencia: la causa principal del despilfarro y abuso inconsciente de los recursos naturales, y claro; los afectados siempre serán los mismos. Por eso la tierra se calienta, por eso los humanos tiemblan.

5 comentarios:

lolita dijo...

o la ola impulsada por la destrucción que estallará en nuestras caras de estúpido asombro!

lappel dijo...

Hurakan había enviado El Gran Diluvio maya, un diluvio universal, enviado para destruir a los primeros hombres que habían enfurecido a los dioses. El había vivido en las nubes sobre la inundada Tierra mientras la repetía empujando el agua hasta las costas originales.
será mejor! HURAKAN vea!

Martín dijo...

Soplen vean, soplen... Quito con playa!!!

cukúya dijo...

¿es la libertad solamente ausencia de presión exterior o es tambien presencia de algo? Y, siendo así, ¿qué es ese algo?

Martín dijo...

C: La libertad total no existe, nuestros derechos terminan en donde empiezan los derechos del otro. Si estamos a merced del aleteo de una mariposa, no se diga de elementos externos como: obstáculos (presencia), huecos (ausencias) o baches (estorbos).