30.12.09

Manual de lingüística aplicada No. 3


La maravilla de la escritura, monólogo unidireccional infectado de opinión, residuos de las aguas del súper-yo listos para ser recalentados bajo la premisa de la inmediatez. A fin de cuentas, lo importante es lograr la captatio benevolentiae adecuada para mantenerse en el juego. La necesidad es madre adoptiva de la virtud y sea cual sea su propósito, es importante tener un discurso. Ahora un poco de teoría del arte de la retórica reinterpretado por mi merced a merced de quedar como un perfecto estúpido. Inventió: Solo la química antecede a la idea. Un manojo de nervios cargados de electricidad hacen y desacen todo lo conocido, el mundo como voluntad y representación. El miedo a la muerte es el pensamiento más antiguo de nuestra especie, tanto así que estamos hechos para sufrir su proximidad y sus consecuencias. Tenemos ojos para ver, pero también para llorar; piernas para caminar pero también para correr en caso de peligro; tenemos oídos para escuchar a Bach pero también para darnos aviso en caso de incendio, inundación. Del mismo modo, uñas, boca, dientes, sirven para rasgar y rascar, masticar y morder, triturar y tragar. Generar pensamiento puede ser sencillo si nos dejamos llevar por las leyes de la física. Proximidad creo que le llaman unos cuantos cámpicos. Hay que ser original y sobre todo, tener cuidado de no herir susceptibilidades. Dispositió: Si lo que tenemos no es bueno lo mejor será volver a inventar algo y si definitivamente se adolece de inspiración aconsejo recurrir a los clásicos. Elocució: Sea lo que sea que haya decidido decir, ahora debe preocuparse por lograr una buena entonación. Para aclarar la garganta es recomendable tomar agua caliente con raspadura; si no puede conseguir este ingrediente, pruebe con un poco de jengibre y limón. Memoria: Si saltamos este paso vamos a quedar expuestos a la improvisación y esta condición es de avanzados. Debemos memorizar nuestras líneas y estar listos para soltar nuestro carrete a cualquier hora del día y con el mínimo estímulo. No puede dejarse cambiar de tema o distraerse. Acto: Ahora solo resta buscar una víctima para probar nuestras nuevas habilidades. Si el mensaje tuvo un destinatario desde el principio, lleve sus pasos hacia ese lugar y demuestre sus nuevos trucos. Las buenas intenciones no cuentan.

4 comentarios:

sat dijo...

Sabiduría, un solo camino posible: la incertidumbre.

liliana dijo...

monólogo unidireccional infectado de opinión, residuo de las aguas de tu súper yo, , , llegaron satisfactoria.mente, , , Tocará elocucionar algún rato.

Martín dijo...

s: «Incertidumble que he logrado absorber del mundo, todo lo que no soy» (citándome a mí mismo...)

l: Y yo que pensaba que no había momento malo...jejeje.

lappel dijo...

Dispositió, no lo olvide, verá que memoria: Si salta este paso va a quedar expuestos a la improvisación, , , y esto es, lo dijo, condición de avanzados. Vuelva a comenzar!!!