20.1.10

trac trac trac


Quito está lleno de cuestas. Si tu bici no tiene marchas... marchas no más. El otro día se me fue último trole; un tanto preocupado, tuve que devolverme para la casa de la que venía para esperar a ver si la chica a la que venía haciendo la visita se apiadaba de mí y me prestaba un par de dólares. Para mi mala suerte, C acababa de discutir con sus padres y no tenía dinero. Luego de vernos las caras por unos segundos se acordó de que un primo suyo tenía la bici en casa y hasta donde tenía noticia, no había dado señales de vida en dos semanas. Encontramos la bici en el fondo del garaje, lejos de la fria noche quiteña y de su heterogeneo condumio. Doblé las bastas de mi pantalón, guardé el celular y las gafas en la maletita que siempre ando a cargar e inmediatamente después, no sin antes despedirme de C con la mano, me encaminé de regreso a casa, tan rapido como me permitían los pedales. Bajé hasta la América y luego por Mariana de Jesús hasta el El jardín; tomé la ciclo Q hasta el Marriot y luego de largo por la Mariscal hasta la Patria. Ya casi en la Cato, justo antes de la cuesta, empezó el trac trac trac.

7 comentarios:

lappel dijo...

ja ja ja, qué buanazo!, deberías mandarlo a los microcuentos
http://www.microquito.com/

LG dijo...

oiga, usted escritor malvado!, , , variaste el conTEXTO vea!, , , imperdonable!!!!

lolita dijo...

Dejadito te noto!!!

Martín dijo...

es culpa de pokerstars

Arbusto dijo...

IIIplesentido:

Me adhiero a las palabras de Lolita. Entiendo, pues, gustas más de la interactividad inmediata de la expresión de tu intelecto (Póker on line) que la que ofrece este medio. Me remito a "Ultimáculum".

¡Éxitos aunque disciento!

lolita dijo...

De pornostar??? ay perdón pockerstar jajajaja! Mejor hagámosle a otro risk! Capaz y me ganas esta vez...

Martín dijo...

a: No disienta, ya mismo me aburro.
l: Lo disfrutaría mucho. Me da curiosidad ver como tomas la derrota, tienes el perfil del mal perdedor. El que rie al último... jajaja.