23.1.12

Sillas


El frasco de nescafé vuelve a mi poder porque soy despistado, al menos, eso debió haber pensado ella al aceptar entregármelo; lo que sí dijo viendo mi casa fue: -Eres desordenado-. Eso, y claro: -Te manda el Gusano-. Las sillas que había venido a buscar estaban sucias y los gatos hacían cama de ellas. Ofuscado de la vergüenza pero parcialmente oculto por la pizarra que uso como bastidor sugerí que lo mejor sería utilizar las de abajo. Cuando aún podían escucharme /ups, omití al rubio/ les pedí que me den agradeciendo por el café. A veces lo imagino de pie, mirando mi ventana.

4 comentarios:

So dijo...

y.. un poquito desordenado, yo diría que... espera, me acordé de que en el otro post salem se hizo el muerto para que lo cargues, y me he sonreido. ya olvidé loque tenía que decir. ¿tenía algo que decir?

Martin Hervás dijo...

despistado, sin duda.

L.G dijo...

ja ja ja, , , el taparas frasquito, , , frasquito el taparas, , , TAPARAS EL FRASQUITO ve!!!!, poraiaca te vayas a olvidar, digo , , ja ja ja, , , , del texto, , , pues, , , que te dire, , , quisiera pedir me den agradeciendo, , , ja ja ja, , , por eso de la risa, , , es dificil, , , dificil muy es.

Martin Hervás dijo...

;)